La custodia del territorio. El nuevo contrato para la conservación de la naturaleza

La custodia del territorio. El nuevo contrato para la conservación de la naturaleza

La custodia del territorio se está abriendo paso como una de las estrategias de conservación de la biodiversidad y gestión ambiental del territorio más importantes y útiles en la actualidad. La gestión profesional por técnicos ambientales de los predios rurales y zonas de alto valor ecológico crea unas novedosas e interesantes sinergias entre propiedad privada, conservación ambiental y Derecho.

El acuerdo de custodia se consolida por tanto como uno de los contratos jurídicos más innovadores del derecho ambiental. Su progresivo desarrollo e implementación está ayudando a dar solución a los crecientes problemas ambientales, sociales y ambientales surgidos con motivo de la actual crisis mundial de biodiversidad. La extinción masiva de especies descrita por los científicos que se está desarrollando en nuestros días, requiere de una actuación decidida de toda la sociedad y los profesionales del Derecho ambiental pueden configurarse como uno de los elementos que limiten los graves daños que la crisis de biodiversidad está originando en las distintas sociedades de nuestro planeta.

La característica más destacada del concepto de Custodia del Territorio es la participación de la sociedad civil en la conservación de territorio y la protección de la biodiversidad, a través de contratos y acuerdos suscritos entre los propietarios de los terrenos, zonas forestales o fincas del medio natural, los gestores ambientales y en determinados casos también la Administración.

Aunque existen múltiples definiciones sobre el concepto de Custodia del Territorio, la definición más apropiada, como no puede ser de otra manera desde el punto de vista jurídico, es la establecida en el texto legal que articula y desarrolla su figura. Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, artículo 3:

“Conjunto de estrategias o técnicas jurídicas a  través de las cuales se implican a  los propietarios y usuarios del territorio en la conservación y uso de los valores y los recursos naturales, culturales y paisajísticos”.

La Custodia del Territorio en España se ha consolidado como una herramienta efectiva y reconocida para complementar las políticas de conservación de la naturaleza de las Administraciones Públicas, y que está permitiendo un grado de gestión ambiental muy eficaz en aquellas zonas donde se encuentra implantada.

Analizando los datos recogidos en el V Inventario de iniciativas de Custodia del Territorio del Estado español realizado por la Plataforma de Custodia del Territorio, se desprende la extensa implantación en el territorio español de las iniciativas, acuerdos y programas de custodia del territorio. El elevado grado de capilaridad en el territorio se refleja en las cifras oficiales publicadas:

El número total de acuerdos de custodia es de 2.487, de los cuales 84 corresponden a entidades cinegéticas. Se han contabilizado 166 entidades con acuerdos de custodia. Todos ellos suponen un total de 370.272 ha en superficie terrestre, 308.200 ha de custodia marina y 391.748 ha de custodia cinegética. A nivel regional, las comunidades autónomas con mayor número de acuerdos de custodia son Cataluña con 76.

Existen innumerables ejemplos de zonas naturales de alto valor ecológico custodiadas por organizaciones no gubernamentales que han fructificado en casos de éxito y estudio, algunas de las principales actuaciones son las siguientes:

  • Gestión y adquisición de fincas en hábitats prioritarios para la conservación del oso pardo cantábrico y la biodiversidad en la Cordillera Cantábrica (FAPAS).
  • Restauración, conservación y regeneración de humedales en Castilla y León, Castilla La Mancha y Comunidad Valenciana (FUNDACIÓN GLOBAL NATURE).
  • Gestión de buenas prácticas ambientales, agrícolas y ganaderas en la Isla de Menorca (GOB MENORCA).
  • Compra de fincas con elevado valor ecológico para la creación de una red de Reservas Biológicas en Extremadura (ADENEX).
  • Gestión sostenible de 2,5 millones de hectáreas en las provincias de Salamanca, Cáceres y Zamora, y zonas del centro de Portugal (FUNDACIÓN NATURALEZA Y HOMBRE).

Los objetivos de conservación definidos en los acuerdos de custodia del territorio hacen referencia principalmente a la conservación de hábitats 23 %, especies de fauna 21 % y mantenimiento de la gestión tradicional 12 %, mientras que los elementos de interés se centran en hábitats de interés comunitario 25 %, especies catalogadas 12 % y especies del Anexo I de la Directiva Aves 6 %.

Como perspectiva de futuro, además de la consolidación y ampliación de la superficie gestionada mediante acuerdos de custodia, se encuentra la creación de acuerdos de custodia marina, muy importante en nuestro país por la gran superficie existente de costa y litoral, y que darían continuidad a las Reservas Marinas ya existentes en nuestra geografía.

Del mismo modo, la difusión y formación sobre Custodia del Territorio se configura como una herramienta de futuro imprescindible tanto para los alumnos de las diferentes Universidades como para los técnicos y profesionales del Derecho.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*